Proyecto de cicloviaje y educación en torno a la literatura
 
IMG_0365.jpg

Somos Maritza y Javiera, nos conocimos trabajando juntas en el Centro Cultural Waldorf Chilcos de Valdivia, y al poco tiempo de conocernos, las bicicletas y los viajes fueron tomando protagonismo en nuestras conversaciones y fue así como de poco se fue gestado un viaje que haríamos juntas por la Carretera Austral durante nuestras vacaciones del año 2017.

Este fue un viaje que marcó nuestras vidas, durante estas vacaciones quisimos ir haciendo encuentros de cuentacuentos en los pueblos en los que íbamos pasando, invitábamos a niñas, niños y adultos a compartir un momento de juegos, risas, bailes y cuentos. La acogida de las personas que fuimos conociendo fue increíble, cada día estábamos más contentas y con más ganas de seguir pedaleando. Sin embargo, ambas teníamos que volver a trabajar y el verano parecía correr cada día con fuerza. Terminó el verano y ya estaba decidido, renunciaríamos a nuestros trabajos para recorrrer escuelas rurales por todo Latinoamérica.

Durante el año 2017 estuvimos planificando nuestro gran viaje, el sueño de recorrer Latinoamérica realizando encuentros gratuitos de cuentacuentos y talleres de creación literaria.  Queremos que niños y niñas nos cuenten cómo es nuestra tierra y nuestra cultura y luego, dar a conocer Latinoamérica desde la fantasía y la riqueza literaria de estos.

En mayo del 2018, los pedales comenzaron a rodar desde Valdivia al sur de Chile y llegamos hasta Puerto Williams en la provincia Antártica, conociendo nuestra cultura por medio de la voz de niñas y niños. Luego, cruzamos el Onashaga y continuamos nuestro viaje por el sur de Argentina desde Ushuaia hacia el norte. Queremos cumplir el gran sueño de darle la vuelta a Latinoamérica en Bicicleta y para ello hemos contemplado 4 años de aventuras y cuentos.

Si quieres que este proyecto siga adelante y llegue cada día a más comunidades educativas puedes hacer acá tu donación:


 

Talleres de creación literaria

Nuestro objetivo es contribuir al tejido sociocultural por medio de la exploración literaria y el juego. En cada escuela, niñas y niños escriben cuentos que se van trabajando durante cinco días de juegos, canciones, caminatas y exploración artística. Estos cuentos reflejan la riqueza cultural y natural de cada comunidad.

 
pedaleandouncuento

Encuentros Pedaleando un cuento

Nos juntamos con niñas y niños a contar cuentos a viva voz, jugar, cantar, pintar y leer. Estos encuentros se realizan en espacios públicos como escuelas, plazas y J.J.V.V.

 
cicloviajechiloe

Amantes de la naturaleza y la cultura

haciendo realidad nuestros sueños

 
Javiera contenta.jpg

Javiera Andrade

Yo soy Javiera, he nacido entre los palafitos, arrayanes y arcoiris  de Castro, Chiloé el año 1991. Nací en una hermosa familia, de la que aprendí (y todavía sigo aprendiendo) a disfrutar de la naturaleza, del arte y de los viajes. Durante mi infancia me tocó vivir en diversos lugares, nací con un alma nómada. Poco a poco fui creciendo y convirtiéndome en mujer, estudié psicología en la Universidad de Chile, también estudié para ser maestra Waldorf.

Durante mis 27 años, he ido desarrollando un interés particular por la literatura infantil y por la narración. He encontrado en los cuentos una unión de mis dos grandes intereses, la educación y la psicología. Los cuentos son para mi una puerta de entrada a la vida arquetípica, a la fantasía, al anhelo por la belleza, por la vida, por la aventura y la búsqueda interior; todo esto por medio de la alegría, la curiosidad, el juego y la ensoñación. Hace algunos años tomé cursos de cuentacuentos y luego he ido profundizando en este arte. Desde entonces, me he desempeñado como cuentacuentos en diversos contextos y con distintos enfoques.

La bicicleta ha sido una compañera indispensable en todos estos caminos, junto a ella he sobrellevado la vida en la ajetreada ciudad santiaguina y junto a ella me he ido a vivir a Valdivia. Al descubrir el cicloviaje y conocer a Mari todos los cables sueltos se unieron y comenzó la hermosa y desafiante aventura de Pedaleando un cuento.

 
 
image.png

Maritza Burgos

Yo soy la 4ta de dos hermanas y un hermano. Junto a nuestros padres nacimos y crecimos en medio de la diversa y valiosa Selva Valdiviana y así tal cual somos en la familia. Mi ruta hasta ahora ha sido mayoritariamente entre estos bosques nativos, ríos y humedales que me han sobrecogido en todo aspecto. Mis raíces territoriales y biográficas me han dado la capacidad de observación y escucha por lo que estoy siempre en búsqueda de vivir desde distintas perspectivas… Como por ejemplo cuando entré a la Universidad Austral a estudiar Pedagogía en Inglés, mi papá me regaló una bicicleta (una bici animita hoy) y junto a ella nos comenzamos a adentrar en el mundo del inglés.

En paralelo comencé a participar de actividades en defensa de los humedales de Valdivia, a estudiar y a trabajar en Educación Ambiental al aire libre. En esta área he encontrado amigas y amigos ejemplares, quienes trabajan diariamente porque somos naturaleza y estamos en peligro.

Hoy junto a Pedaleando un Cuento me pongo a disposición de trabajar día a día por mantenernos bien cerquita de nuestros orígenes y celebrar en conversaciones de lluvia y sol, de día y noche… No responsabilizo a niños y niñas porque son el futuro, si no que me hallo con ellos y ellas celebrando su vital energía que alimenta sus presentes y nuestra ruta.